UN SUEÑO ENTRE SOMBRAS

El director alemán Marc Rothemund, quien ha obtenido el premio Oscar la mejor película extranjera, presenta un hecho de la vida real que es un ejemplo de superación para todos y especialmente para quienes sufren alguna discapacidad.

Como lo dice Saliya Kahawatte, en su autobiografía, el joven que perdió el 95% de su vista cuando tenía 15 años: “Cree siempre en ti mismo, es lo único que puede hacerte avanzar. Trabaja en tu actitud y en tu forma de pensar. Siempre de manera positiva, porque cualquier crisis es una oportunidad para desarrollar tus habilidades y volar…”

Saliya, un estudiante con deficiencia visual sueña con trabajar en un hotel de lujo. Oculta su discapacidad y logra obtener un trabajo en Munich. Ayudado por su amigo Max logra superar muchas adversidades. Finalmente tuvo que confesar su enfermedad al jefe.

Saliya es un ejemplo para aprender a aceptar los propios límites y saber aceptar la ayuda externa de los amigos y de su romántica relación con Laura.

El drama, con mezcla de algunos momentos jocosos, cautiva al espectador desde el principio hasta el final, mientras transmite valores sobre la vida, el sufrimiento y la amistad.

Las imágenes en varios momentos son novedosas porque demuestran técnicamente al público la incapacidad visual para entender mejor la limitación del protagonista. La narración es sencilla con un guión  bien desarrollado.

Comentarios