UN HOMBRE COMÚN

LA SOLEDAD LLEVA A BUSCAR COMPAÑÍA

El director y guionista norteamericano Brad Silberling presenta un intenso drama, basado en hechos históricos sucedidos al final de la guerra de Bosnia, cuando El general Ratko Mladic, criminal de guerra, fue condenado a cadena perpetua, pero logró escaparse huyendo de las autoridades internacionales.

La narración está hábilmente conformada por secuencias bien encadenadas desde el inicio de la proyección y, apoyadas por una selecta banda sonora de Christophe Beck y Chilly González, creando así un continuo suspenso hasta la última escena.

Ben Kingsley, (quien fue protagonista en Ghandi), ahora interpreta de manera fascinante  al general y la única persona con quien puede dialogar es con la empleada a su servicio, la hermosa y joven Hera Hilmar, quien le alivia su soledad.

Para protegerlo lo llevan a un apartamento de un viejo edificio (en Belgrado) y su única comunicación es con la empleada. Los diálogos entre ellos son de gran interés y llegan “casi” a formar una amistad, dentro de la mutua intriga que sugiere el trasfondo particular de la vida de cada uno.

Kingsley, habla poco, es reservado y aparentemente huraño. Va cambiando a medida que se relaciona con Hilmar y muestra su personalidad más amable y espontánea.Este  thriller dramático tiene dos aspectos que captan la atención del espectador: el hecho en sí de gran interés y la novedosa relación humana  del criminal y su misteriosa cuidandera. 

ResponderReenviar

Comentarios