‘Rafael: el maestro del Renacimiento’: Un documental sobre la vida y su significado

Rafael Sanzio (1483- 1520) fue uno de los grandes maestros del Renacimiento; su obra trascendió a la historia por su inigualable búsqueda de la perfección y su inmensa capacidad de nutrirse de contemporáneos como Leonardo Da Vinci o Miguel Angel Bounarrouti, que lo motivarían a buscar la perfección en su arte y lo convertirían en un estandarte de la maestría estética.

(Autoretrato de Rafael 1502-1504).

Ahora, gracias a Cine Colombia Alternativo, las audiencias nacionales tienen la oportunidad de disfrutar del 15 al 18 de junio, en salas seleccionadas de todo el país, del documental ‘Rafael: el maestro del Renacimiento’, una producción que acerca a los espectadores no solo a aprender sobre la vida de este genio del arte sino a entender sus obras desde un punto de vista semiótico y biográfico

Todo ello a través de una perfecta combinación de recreaciones dramatizadas de su vida con análisis exhaustivos de los puntos principales de sus obras como ‘La Transfiguración’ (1520) o ‘El triunfo de Galatea’ (1512), donde expertos como el profesor Antonio Natali, director del departamento del Renacimiento en el museo UFFIZI de Florencia, y Antonio Paolucci, director de los Museos Vaticanos, analizan sus componentes estéticos y pictóricos más representativos.

(Antonio Paolucci – Director de los museos Vaticanos)

Otro de los mayores encantos de este documental es la actuación de Flavio Parentí (recordado por su rol en la producción de 2008 de ‘Einstein’), quien logra con calidez y emotividad asumir el carisma y sentido de la perfección que inspiraba Rafael en su vida; la narración de su infancia al jugar con óleos y lienzos por la inspiración de su padre, un maestro de la pintura; la manera como expresa en pocas palabras e intensas narraciones en voz en off momentos clave de la vida de este artista de Urbino, como el momento en que Leonardo Da Vinci le mostró la ‘Monalisa’ o en que conoció a su amada y musa Margheritta Lutti (‘La Formarina’), bañándose tiernamente en la rivera de un río y que sería la inspiración de uno de sus periodos más fructíferos en Roma, de 1508 a 1520 y, por supuesto, la fascinación que sentiría este maestro al poder apreciar el techo de la capilla Sixtina pintado por Miguel Ángel y que lo motivaría a pintar con una calidad similar los muros de este templo sagrado de la iglesia católica.

(Flavio Parenti intrepeta a Rafael Sanzio en su encuentro con Leonardo Da vinci).

Este documental también se acerca de manera detallada al análisis profundo de todos los componentes que han hecho de ‘La Escuela de Atenas’, obra pintada entre 1508 a 1512, una de las pinturas más emblemáticas del maestro Sanzio, mostrando los referentes que cada uno de los personajes representan en la obra, como Epicuro, Sócrates y Platón, quien sería pintado con el rostro de Leonardo, para mostrar su importancia como su mentor y fuente de inspiración, y Miguel Ángel Bounarrotti, que lo representaría en el lugar de Heráclito, para homenajear su búsqueda particular de la belleza humana en toda su manifestación.

(Raffaello Sanzio (1483-1520), La Escuela de Atenas (1508 -1512)) 

Pero, además de la formalidad histórica y el inmenso respeto que este documental muestra por el maestro, al hacer referencias a la perfección de obras como ‘El retrato de Magdalena Doni’ o su labor como retratista, donde Antonio Paolucci, director de los Museos Vaticanos analiza su labor en el ‘Retrato del Papá, Julio II’ (1502), no solo por la calidad y perfección de la obra, sino por su valor como documento histórico de la época.

Así, después de este viaje de 90 minutos, cuando se ve la enternecedora escena de Rafael que fallece a sus 37 años y el dolor que su esposa y quienes los rodeaban sintieron al perder a un amigo, creador y a un talento del mundo moderno, el espectador desde la complicidad de su silla siente que ha viajado a la mente de uno de los más grandes artistas de todos los tiempos, y desea tomar un vuelo lejos del mundanal ruido de la vida contemporánea para ir a la Italia mágica del Renacimiento y maravillarse con los intrincados pasadizos de Florencia o la magnanimidad de ‘La capilla Sixtina’, para recordar una época en la que a pesar de las tempestades, la humanidad tiene un lado glorioso y magnífico que hoy parece dejar atrás.

 

Comentarios