Un Nuevo Comienzo: El humor británico en medio del dolor

El reconocido director británico Richard Loncraine trae una comedia romántica protagonizada por Imelda Staunton, Timothy Spall y Celia Imrie.  Una película con una historia cautivadora y reflexiva sobre la vida, en la que un grupo adultos de mediana edad encuentran en el baile una forma de escapar de sus problemas personales.

Esta cinta está marcada por una traición amorosa:  Sandra se ve enfrentada a una realidad que se negaba a aceptar, pues aparentemente gozaba de una estabilidad financiera, tenía un esposo ejemplar y  pertenecía a un círculo social sofisticado. Pero un día se encuentra a su esposo siéndole infiel con una de sus mejores amigas, una circunstancia que cambia su vida completamente, por lo que se ve obligada a abandonar todo y  regresar con su  hermana mayor Bif , una mujer liberal que vive cada día como si fuera el último.

 Sin lugar a dudas la actuación de la actriz Celia Imrie es realmente encantadora,  pues Bif es la representación de la mujer que sale de los parámetros tradicionales establecidos por la sociedad. Es un personaje que le da a la historia ese toque fresco, humorístico y a la vez reflexivo sobre la forma de vivir la vida, donde demuestra que la verdadera juventud no es física, sino mental.  Asimismo, la personalidad de las dos hermanas que chocan entre sí por sus opuestas personalidades hacen este filme divertido y entretenido.

Por su parte, esta producción cinematográfica logra conmover al espectador con el drama de  la enfermedad de la esposa de Charlie, una mujer que sufre de  Alzheimer y que debido a ello no reconoce a su esposo, por lo que en cada visita entra en crisis. Por lo tanto, Charlie en un acto de amor y valentía decide no regresar  por el bienestar de su esposa. Esta situación aunque dolorosa no solo le permite ir tras sus sueños, sino que además le regala una segunda oportunidad en el amor con Sandra, quien también encuentra en Charlie esa segunda esperanza para encontrar la felicidad.

Otro de los momentos más dramáticos que se tejen en esta historia es la enfermedad que se le diagnostica a Bif en medio de una etapa en la que la relación de las dos hermanas comienza a fortalecerse. Este panorama le permite a Sandra replantear su vida y darse cuenta que había abandonado sus sueños y su hermana por conservar un hogar, esposo y estatus social que realmente no la hacían feliz. Un elemento que deja un mensaje claro sobre la vida.

Finalmente esta película es la combinación perfecta entre el tradicional humor británico, la música, el baile, el drama y  el romance. Asimismo, este largometraje nos permite tener un acercamiento a la cultura británica

Comentarios