No me las toquen: Ingenuidad, prudencia o imaginación

La directora y guionista Kay Cannon, debuta en la gran pantalla con una historia sobre  tres adolescentes quienes deciden realizar un pacto para perder su virginidad durante el baile de graduación. Sus padres se enteran de este plan y deciden ir en búsqueda de las jóvenes  para evitar que cumplan con su objetivo.

Esta cinta no se aleja mucho de las típicas comedias estadounidenses sobre adolescentes, drogas y sexo que al parecer se han convertido en los temas favoritos de los directores que manejan este género en esta última década.  Sin embargo, Cannon busca darle una perspectiva diferente, involucrando a los padres de las jóvenes quienes se convierten en los verdaderos protagonistas de esta historia.

Una madre soltera, un padre divorciado y otro casado y sobreprotector se conocen en el primer día de colegio de sus hijas, quienes se hacen amigas hasta su adolescencia. Caso contrario ocurre con sus padres que con el paso de los años se distancian por diferentes razones por lo que no logran consolidar una amistad. Pero, cuando descubren que sus hijas están creciendo y deciden iniciar su vida sexual, sus perjuicios e imaginarios los llevan a seguirlas para evitar que esto ocurra. Durante esta aventura de persecución y angustia no solo aprendieron a conocer mejor sus hijas, sino que también aprender a conocerse a sí mismos y a comprender la realidad de la vida, pues los hijos son prestados.

Por otro lado, esta película toca algunos temas que todavía son considerados tabús como la sexualidad en la adolescencia, la homosexualidad y las drogas, los cuales son abordados desde una mirada femenina, en la que la mujer ya no reprime y disfruta de su sexualidad a plenitud y sin dependencias afectivas.

En cuanto al humor, sin lugar a dudas es una comedia que hace reír fácilmente, pues aunque su temática es recurrente en filmes de este género como se ha dicho anteriormente, los momentos graciosos se dan de forma natural, además que muchos de estos son situaciones cotidianas con las que el espectador puede llegar a sentirse identificado. Asimismo la película cuenta con un elenco de reconocidos actores como Leslie Mann, quien ha trabajado la mayor parte de su carrera en comedias, junto a ella, se destaca la participación del actor y comediante Ike Barinholtz, que interpreta al padre divorciado y descuidado, pero que al mismo tiempo resulta ser el que más conoce a su hija.  También, dentro de este grupo de padres aparece, el actor y luchador John Cena, que personifica a un  hombre de hogar, sensible  y sobreprotector con ideas conservadoras. Un personaje divertido por su contraste entre su aspecto físico y su sensibilidad.

Finalmente, esta cinta cumple con su objetivo, hacer reír.  Es una historia divertida que rompe con imaginarios sobre las familias y la sexualidad de la mujer contemporánea.

Jaime Heredia

Estudios realizados de Humanidades clásicas. Administrador y comunicador social.

Estudios de cine: Universidad Javeriana – Universidad El Salvador (Buenos Aires) – Universidad Gregoriana (Roma).

Dirección de cine-foros con Universitarios. Cursos de cine y crítica: Bello Horizonte (Brasil) – Universidad Por Deo (Roma). Participación en festivales de cine: (Mar del Plata y San Sebastián). Columnista semanal de crítica de cine (Portafolio y ADN).

El cine es un arte que ofrece muchas posibilidades: Abre horizontes, enseña a pensar, divierte.

Comentarios