De metal y hueso, de Jacques Audiard

Hace unos días recomendé en twitter (#Cinetflix) la película de un director que me gusta mucho y al que he seguido a lo largo de estos años: Jacques Audiard. En Netflix, lastimosamente, solo hay una de sus películas pero les recomiendo mucho buscarlo y sorprenderse con su filmografía.

Tiene a su haber joyas como la impactante “El profeta” sobrela transformación de un joven en la cárcel; una maravilla como lo es “Un héros trop discret” y la que tiene el mejor título posible: “De battre mon coeur s´est arrêté” (traducida como: “De latir mi corazón se ha parado”). Y que no me quede sin mencionar su última película “Dheepan” que ganó la Palma de Oro en Cannes en el 2015.

audiard-de-battre

Así que aprovechen cuanto antes que en Netflix está disponible, de este director, “De rouille et d´os” traducida, de manera inexacta, como “Metal y hueso” (más apropiado sería: “De oxido y hueso).

Si algo caracteriza a Audiard es que se aproxima a personajes que atraviesan situaciones límites que terminan por definirlos. Esta no es la excepción: Alain ha quedado a cargo de un hijo que apenas conoce e intenta aprender a ser padre.

 

metal-alain-hijo

Durante este proceso su camino se cruza con el de Stephanie, encarnada por una impecable Marion Cotillard, una entrenadora de Orcas que poco o nada controla lo que sucede en su vida fuera del agua. Un inesperado accidente terminará de unir el destino de estos dos seres solitarios y malheridos que empezarán a conocerse. “Metal y hueso” es una inusual historia de amor en donde los personajes se enfrentan a sus temores y rabias más profundos.

metal-orcas

Audiard no teme mostrar de manera descarnada situaciones que otros disfrazan con sutilezas o metáforas. En su momento escribí una reseña sobre esta película donde desarrollo, mejor varias ideas que tuve sobre ella, por ejemplo, el papel del agua como un elemento simbólico que atraviesa la película: http://tinyurl.com/hsynscm

metal-foto

Intensa pero sencilla “Metal y óxido” sin ser lo mejor de Audiard es una buena puerta de entrada a su particular universo.

 

 

 

 

 

Comentarios