x

Línea Mortal – Al Límite

La pregunta “qué pasa después de la muerte” es propia de todas las épocas de la humanidad. Hay inquietudes, curiosidad, temor y la afirmación de que con la muerte todo se acaba.

Este es el mismo  tema que el danés Niels Arden Oplev (director de la versión original sueca de La chica del dragón tatuado), toma del clásico de suspenso estrenado hace 27 años de Joel Schumacher que tuvo mucho éxito. El guión es escrito por Ben Ripley.

En esta ciencia ficción, con algo de terror y suspenso, se manifiesta esa inquietud con un experimento que hacen cinco practicantes de medicina, obsesionados con esa pregunta: provocan la muerte de cada uno por unos segundos y luego lo reviven esperando la narración de la experiencia personal, con angustia y curiosidad, al pasar “el límite” de la vida.

Después de esa arriesgada decisión personal, se manifiesta una expresión  común, “post mortem”, con  la exaltación de los sentidos y la alegría desbordante entre ellos que los lleva a reacciones diversas y extraordinarias. Aparecen problemas psicológicos, alucinaciones, angustia por sus malas acciones pasadas y las consecuencias sufridas en ese límite.

La película carece de un continuo suspenso y  elementos científicos para plantear mejores inquietudes.

A los jóvenes protagonistas les falta más naturalidad en su actuación, exceptuando al mejicano Diego Luna.

Comentarios