LA MULA

La experiencia de un verdadero profesional del cine

Clint Eastwood, actor, cineasta, músico y político, quien ha participado en más de 50 películas, elige la dirección de este drama basado en algunos hechos reales.

Se puede decir que él es esta película: como protagonista aplica toda su experiencia y conocimientos tanto del cine como del público.

La narración es sencilla y lineal: Un grupo de traficantes mejicanos eligen a un conductor vejestorio para transportar los envíos a Illinois.

El apropiado para esa labor es Earl Stone, cultivador de flores y exitoso en el negocio.

Sin embargo las deudas y la tecnología lo sacan de la competencia, pero el anciano no se rinde. Solo e independiente, pues ha dejado muy abandonadas a su hija y a su esposa. Lo invitan como conductor para trasladar los paquetes de droga, pues su figura y humor disimulan ante las autoridades el sucio trabajo.

La presentación sencilla y natural del “Tata”, como le dicen los narcos, sus diálogos y expresiones hacen predominar su maravillosa actuación sobre el tema de la película. Su peligroso trabajo torna divertida la obra dentro del peligro que encierra.

Clint Eastwood quiere hacer una denuncia de este peligroso “negocio” que se ha vuelto popular en algunos países. Hace énfasis en la necesidad de la vida familiar y previene sobre el riesgo de conseguir “el dinero fácil” que no es tan fácil, por todo lo que implica y por el ambiente de traición y desconfianza.

Comentarios