Human Rights Film Festival: Un festival con mensaje social

Después de la II Guerra Mundial, el mundo había colapsado totalmente a la barbarie y a pesar de la derrota a las fuerzas de Adolfo Hitler por parte de los aliados, la desesperanza era el velo que cubría a la humanidad; sin embargo, gracias al coraje de Eleanor Roosevelt, la primera dama de los Estados Unidos en ese entonces, y la decisión de evitar un nuevo conflicto a escala global, el 10 de abril de 1948 en París se firmó el acuerdo que aún hoy en día dictamina las mínimas condiciones que un ser humano debe tener para su existencia en sociedad.

 

Bajo esta idea y como una forma de llevar a las nuevas generaciones a debatir mediante el arte la importancia del respeto a la vida, la tolerancia, la libertad de expresión y la necesidad de recibir una educación y acceder a una vida digna, la ciudad de Nueva York da cabida a la vigésimo octava edición del Human Rights Watch Film Festival, que ha estado en ciudades como Londres, Manchester, Nairobi y ahora iluminará a la ‘Gran Manzana’ del 9 al 18 de Junio en el área cultural del Lincoln Center.

 

Allí se tendrá una muestra representativa de las producciones independientes de países tan diferentes como México, Chile, Irán, Iraq o Arabia Saudita, entre otros, las cuales relatan la lucha de activistas, indígenas, documentalistas y ciudadanos del común por defender sus derechos básicos y criticar el desdén con el que sus gobiernos miran este tema social.

La película seleccionada para abrir la noche inaugural del festival es ‘Nowhere to Hide’, del director iraní Zaradasht Ahmed, que cuenta la vida de una humilde enfermera y su familia cuya vida es desgarrada por la guerra civil. Otra historia que se podrá apreciar durante el primer día del festival es ‘Lost in Lebanon’, de las documentalistas británicas Sophia y Georgia Scott, que ofrece una mirada a la llegada de más de cuatro millones de refugiados sirios a Líbano y la reacción de los pobladores libaneses a la inmigración siria.

(‘Nowhere to Hide’ – Película inaugural)

Latinoamérica tendrá un lugar de relevancia durante el festival, con la proyección de dos controvertidos documentales ‘The Grown-Ups’ de la realizadora Maite Alberdi, quien realiza un cálido retrato de una pareja de adultos mayores con síndrome de Down que han estado estudiando en la misma escuela por 40 años y ahora luchan por lograr su independencia y demostrarle al estado y a sus familias que tienen el derecho a un futuro digno a pesar de los estereotipos y paradigmas convencionales, y ‘No Dress code required’, de la realizadora mexicana Cristina Herrera Bórquez, quien sigue a Víctor y a Fernando, una pareja LGBT que lucha por obtener el derecho al matrimonio igualitario en su pueblo natal de Mexicali. Esta producción será presentada el día 13 de Junio.

(‘No Dress Code’ – Cinta sobre la problemática del matrimonio igualitario).

De igual manera el derecho a la libertad de expresión y el papel de los medios de comunicación tendrá cabida en el festival con la proyección de ‘City of Ghost’ del documentalista estadounidense Matthew Heineman, quien también presentó este documental en la pasada edición del festival de Sundance y que relata el trabajo de los reporteros ciudadanos en Siria y cómo arriesgan sus vidas para mostrar la realidad del conflicto armado en ese país del Medio Oriente.

Adicionalmente se presentará el documental ‘Black Code’, que relata la historia de los activistas informativos digitales en distintos países del mundo como Brasil y China y abre la discusión sobre la libertad de la información versus el derecho a la privacidad; este filme es dirigido por el realizador Nicholas de Pencier y se presentará el 14 de junio.

En la charla ‘From Audience to Activist’, documentalistas como Dennis Flores y realizadoras como Jennifer MacArthur, premiada en la pasada edición del Festival de Sundance por su documental ‘Whose Street’ harán una reflexión sobre el rol de los reporteros ciudadanos en la transmisión de la información. La conferencia se hará en el Walter Reade Theather, el 15 de junio a las 6:30 de la tarde.

Finalmente, la noche de cierre del festival estará a cargo del filme ‘Nobody Speak’, del director Brian Knappenberger, que relata la batalla legal y ética entre el otrora luchador y actor Hulk Hogan y el medio de noticias e información en internet Gawker Media, que reveló un video suyo teniendo relaciones sexuales con una de sus compañeras sentimentales generando un conflicto entre el derecho a la información y el respeto por la vida privada, así como un conflicto entre los grandes medios de comunicación de la ciudad y los billonarios del estado de Nevada que según el realizador Knappenberger tenían su propia agenda para apoyar a Hogan y a sus compañeras sentimentales.

(‘Nobody Speak’ habla acerca del dilema entre la libertad de prensa y el derecho a la intimidad).

Para mayor información sobre los más de veinte títulos que se exhibirán durante el festival se puede consultar el link https://ff.hrw.org/new-york y acercarse de primera mano a la visión de realizadores de todo el mundo sobre el tema de los derechos humanos y su aplicación en el mundo entero.

 

Comentarios