Hallan un western de los años setenta filmado en Colombia

Se trata de una película dirigida por Ralph C. Bluemke, el del aclamado largometraje familiar “Robby”, que llegó a inspirar un libro. El singular hallazgo lo hizo el Museo de Cine Caliwood, único museo dedicado a la cinematografía en el país.

Después del éxito alcanzado con Robby, el director y también actor y guionista estadounidense se aventuró con una película de corte western, “The Kid and The Killers“, que finalmente fue estrenada en 1974 y cumplió rodaje en varios municipios aledaños a Cali (Dapa, Padrera, El Darién y Corinto Cauca), incluido las haciendas Japio y García Arriba y García Abajo. La filmación se llevó a cabo entre abril y junio de 1971. La producción llegó a recrear un pueblo entero al estilo característico del lejano oeste norteamericano con escenarios infaltables en este tipo de películas: un hotel, un banco y una cárcel.

El largometraje, cuyo afiche muestra al Valle como fondo y llevaba como lema “Dinero, venganza y el amor por una chica”, nunca llegó a estrenarse en las salas del país. Su historia gira en torno a un niño de 15 años, al que no le conocemos el nombre, solo el de “el chico”, y su hermana, quienes viven en una cabaña aislada a la que llegan unos ladrones de bancos. Ella es torturada, violada y asesinada por uno de los integrantes de la banda, que más adelante sale huyendo del lugar solo y con el botín. Por fortuna, entre ellos hay un vaquero bueno que se solidariza con el jovencito y se aventura a llevarlo con él en búsqueda de su compañero traidor.

un-western-de-los-anos-setenta-rodado-en-colombia

“The Kid and The Killers” contó en su reparto con cuota colombiana, entre ellas la de Augusto Garcés Girlado, que se hizo conocer por el nombre artístico de John Garcés y en esta película interpretó a “Chamaco”, el vaquero traicionero y violador. El propio director se reservó un papel, haciendo de otro de los forajidos. La película tuvo como protagonista al actor neoyorquino Jon Cypher.

El colombiano John Garcés, radicado para entonces en Estados Unidos, fue artífice de esta producción, pues al conocer al cineasta le propuso la idea de la película y lo invitó a rodarla en Cali, su ciudad natal. Así lo narró en el especial para La Gaceta de El Pais de Cali Doris Böhmer, esposa del actor. “Parece que a Ralph le sonó la idea muy rápido porque Augusto y él viajaron a Cali y recorrieron varios sitios. Estuvieron en Dapa y en el Cauca definiendo los escenarios y hablaron con mucha gente para que les ayudaran con algún tipo de financiación. Finalmente escribieron el guion y regresaron con todos los planes listos para empezar en el verano. Tanto así que lograron convencer a Dan Ross, un dentista norteamericano, para que produjera la película”. Garcés falleció a la temprana de edad de 42 años, pocos años después del rodaje de esta producción, a causa de un tumor maligno. Murió con la idea de que el largometraje no había logrado ser terminado, al no conseguir los recursos necesarios para finalizarlo y comercializarlo.

Ahora el Museo de la Cinematografía Caliwood cuenta con una copia original de este largometraje, después de una conversación entre Jorge Aristizábal y Adriana Faccio su esposa, cuyo padre también tuvo un papel en la película. Así comenzó el proceso de investigación de Hugo Suárez Fiat, director del museo. La película fue hallada inicialmente por accidente por uno de los hijos del desaparecido actor caleño en Estados Unidos, mientras visitaba una tienda de alquiler de películas a la que acudía con frecuencia.

The Kid and The Killers representa un registro histórico para el país, pues además de ser una de las tempranas y pocas producciones en colaboración entre Colombia y Estados Unidos, Suárez Fiat resalta que en ella se puede reconocer varios lugares y predios que hacen parte de la historia del Valle del Cauca que incluso se encontraban en periodo de restauración por dicha época.

Puede visitar la página del Museo Caliwood en: http://www.caliwood.com.co/

Comentarios