x

La mujer del animal

El guionista y director colombiano Víctor Gaviria utiliza el lenguaje propio de su profesión, la imagen, como un grito de denuncia en esta cruda y violenta película.

Plasma en este documental un hecho de la vida real ocurrido hace 15 años en un barrio de Medellín, tristemente común en barrios marginados de diversas ciudades del país todavía hoy.

Conoció a la mujer, desprotegida, injuriada y doblegada por el “animal” (como apodaron en el barrio al inhumano secuestrador, violador y matón de la región). La tristeza y el dolor completaron el drama pues ni los familiares de Amparo, (Natalia Polo, de sobresaliente actuación), ni los del animal (Tito Alexander Gómez), se atrevieron a hablar ante  esos inhumanos hechos porque los dominó el miedo.

La denuncia es clara ante la violencia de género, ante la rapiña hecha a la dignidad de las mujeres desprotegidas.

Las imágenes secuenciales con muy buena filmación, cámara en mano, acercan la crueldad, la humillación y el dolor padecido por la mujer. El rudo lenguaje utilizado es el propio de la barriada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El logro de la película es presentar hechos reales inhumanos y dolorosos con imágenes seleccionadas para hacer presenta la realidad en la pantalla. Gaviria quiere que su denuncia tenga eco y el espectador no se convierta en cómplice silencioso de esta miserable y vergonzosa realidad.

Comentarios