(Crítica) Esperando al Rey

Esperando al Rey
Esperando al Rey

El admirado Tom Hanks por sus conocidas actuaciones, vuelve a llevarse los aplausos como protagonista de esta película dirigida por el alemán Tom Tykwer, quien logra cautivar el interés del público, en esta agradable y divertida comedia.

Hanks, por su interpretación y particularmente  por sus expresiones del rostro, como vendedor de la mejor telefonía mundial a los millonarios saudíes, logra transmitir las preocupaciones y frustraciones que tiene que soportar para adaptarse a una cultura y lenguaje muy distinto, pero conservando la esperanza de lograr el negocio y también salir de la crisis profesional y financiera que lo acompaña. Además para ayudar económicamente a su hija.

Tykwer, basa la cinta en la novela del mismo nombre escrita por Dave Eggers. Diversas secuencias e imágenes realistas (las largas esperas, el ambiente burocrático, los trabajadores construyendo edificios, los incumplimientos de las personas, las apariencias externas distintas a la vida formal), conforman una crítica social, que no les debe agradar a los árabes.

esperando-al-rey-1

El interés de la película es doble: por una parte el desarrollo de las acciones para conseguir el negocio y por otra, el impacto que recibe Hanks ante las novedades que se le van presentando.

Al guión le falta más fuerza, aunque el protagonista suple esa falta de vigor con su desempeño interesante hasta el final de la película.

Comentarios