CHRISTOPHER ROBIN: UN REENCUENTRO INOLVIDABLE

Winnie the Pooh se embarca en una nueva aventura treinta años  después

El oso más tierno y recordado de la televisión y libros, regresa a las pantallas de cine. En esta ocasión, Winnie the Pooh, vuelve más real que nunca para darle una lección de vida a su mejor amigo Chistopher Robin, quien ha dejado de ser un niño juguetón para convertirse en un empresario y estricto padre de familia.

De la mano del director Marc Forster y del estudio que trajo de nuevo al cine las inolvidables historias de La bella y la bestia y El libro de la selva, llega Christopher Robin: un reencuentro inolvidable, una película en acción real, inspirada en los libros de Winnie-the Pooh y protagonizada por polifacético actor británico Ewan McGregor.

La cinta, además nos trae una novedosa historia que se enfoca en la vida Chistopher, quien por primera vez aparece en su etapa adulta. Confundido y distante de su familia, Robin, no descubre el camino a la felicidad, hasta que se reencuentra con su gran amigo de la infancia, Pooh.

Sin lugar a dudas, este es un filme que apela a la nostalgia, pues logra que el espectador reviva su infancia a través de los tiernos e icónicos personajes que marcaron la historia de los dibujos animados. Asimismo, Forster  y el guionista Tom McCarthy logran conservar los elementos de la serie como las voces de los peluches y sus personalidades, pero también en la forma que es contada, recreando un cuento.

Por su parte, se resalta dentro de la película el buen trabajo del guion, y la calidad de los efectos especiales que le dieron vida a la pandilla del bosque de los Cien Acres. Igualmente se destaca la fotografía y el arte que permitieron mostrar al Londres de los años cuarenta  y cincuenta.

Finalmente, Christopher Robin: un reencuentro inolvidable, es fresca innovadora, nostálgica, divertida y con un importante mensaje sobre la amistad y la familia.

Comentarios