ALPHA

Épica historia que revela una amistad incondicional entre un cazador y un lobo

El director Albert Hughes, quien ha trabajo junto a su hermano Allen en producciones como Menace II Society, Dead Presidents y Book of Eli, regresa con Alpha, una película que dirige en solitario, en la cual narra la historia de supervivencia de Keda, el hijo del jefe de una tribu, quien es dado por muerto al sufrir un accidente con un bisonte en medio de la cacería.

Durante el tormentoso recorrido para llegar a su casa, encuentra un lobo abandonado por su manada que poco a poco logra domesticar. Este se convierte en su única compañía y una gran ayuda para combatir los innumerables peligros que lo azotan durante el viaje de regreso.

Esta cinta ambientada en la última Era de Hielo (20.000 años atrás), muestra cómo se convirtió el lobo en el primer animal en ser domesticado. Desde el principio el filme es prometedor, pues inicia con la narración del célebre actor Morgan Freeman, con una destacada fotografía y una escena de acción bien estructurada que expone esa relación de supervivencia entre el hombre y los animales. Asimismo, dentro esta primera parte el guionista, revela aspectos de la vida de esta tribu como sus costumbres, creencias, rituales y la constante lucha por sobrevivir. Un importante elemento que le da fuerza al relato.

Sin lugar a dudas, los momentos más emocionantes y conmovedores de la cinta son cuando Alpha demuestra su agradecimiento y fidelidad a Keda. En estas escenas el director logra conectar al espectador con esa relación de amistad que nace en medio de las dificultades, queriendo mostrar que un animal puede llegar a convertirse en un compañero incondicional.

Por otra parte, se resalta la cinematografía del largometraje, la cual permitió recrear con éxito los paisajes y criaturas de la era prehistórica. Estupenda ambientación.  Sin embargo en ocasiones, los efectos digitales no son muy buenos y hace que se pierda la naturalidad de estos escenarios.

En conclusión, Alpha es una película con una historia conmovedora sobre una amistad entre un joven cazador y un lobo, que tiene lugar en una época en la que los animales eran vistos solo para el consumo. Un  largometraje que también se destaca por sus elementos visuales, sonoros y por el innovador lenguaje que fue inventado por el guionista Dan Wiedenhaupt.

Jaime Heredia

Estudios realizados de Humanidades clásicas. Administrador y comunicador social.

Estudios de cine: Universidad Javeriana – Universidad El Salvador (Buenos Aires) – Universidad Gregoriana (Roma).

Dirección de cine-foros con Universitarios. Cursos de cine y crítica: Bello Horizonte (Brasil) – Universidad Pro Deo (Roma). Participación en festivales de cine: (Mar del Plata y San Sebastián). Columnista semanal de crítica de cine (Portafolio y ADN).

El cine es un arte que ofrece muchas posibilidades: Abre horizontes, enseña a pensar, divierte.

Comentarios